La Obediencia a Dios, necesaria para recibir sus Bendiciones

Es importante comprender que la obediencia a Dios es indispensable para agradarle y por lo tanto para recibir toda clase de protección y bendiciones de su parte.

A veces nos parece difícil entender que Dios obra con diversos medios y métodos,  debemos entender que lo que le pedimos será contestado pero  solo si es su voluntad y en su tiempo.

Dejando de lado nuestras pretensiones y abandonando todos nuestros problemas  en las manos de nuestro Señor será más fácil seguir acatando sus planes.

Cuando no le encontramos lógica a la voluntad de Dios, debemos obedecer por fe y actuar confiando en su bendita palabra, descansando en sus lindas promesas.

Seguir en el camino que Dios nos ha marcado es muy sencillo si lo hacemos poniendo toda nuestra confianza en Él y siguiendo sus enseñanzas llenas de sabiduría y amor.

Empezamos a ver los hace en nuestra vida cuando somos obedientes y tomamos la decisión de dejarnos en sus manos y que nos llene de su Espíritu Santo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *