Textos Bíblicos con Mensajes de Vida, Perdón y Misericordia

Comparte textos bíblicos con mensajes de vida, que traen verdaderas promesas de Dios que llenan alma y corazón de agradecimiento, esperanza y alegría.

Bellas ilustraciones con palabras conmovedoras llenas de verdad que nos invitan a reconciliarnos cada día con nuestro Señor Jesucristo pidiendo que nos inunde con su amor.

Mensajes de Vida Jehova

Envía a quien deseas compartir la palabra de Dios, estos textos con el mensaje para convertir esos momentos difíciles en un abrazo de consuelo, esperanza y gozo.

Mensajes de Vida Oración

Con el amor de Dios comparte a toda la gente a tu alrededor estas citas Bíblicas que contienen la verdadera palabra que dará la vida eterna al lado de nuestro Señor Jesús.

Mensajes de Vida Misericordia

Palabra digna de compartir enmarcada por ilustraciones maravillosas que invitan a reflexionar sobre las divinas promesas que nuestro poderoso Creador regala a toda la humanidad.

Mensajes de Vida Dios

Para dar aliento a quien lo necesite descarga y comparte estos hermosos pasajes bíblicos que te harán recordar el gran amor y misericordia que cada día nos ofrece nuestro Padre Celestial.

Versículos sobre La Victoria de Jesucristo en Nuestra Vida

En la palabra de Dios encontramos versiculos que nos hablan sobre la Victoria de Jesucristo que se representa en nuestra vida en forma de bendiciones.

Sabiendo que tenemos como mediador ante nuestro Padre Celestial al mejor abogado que ha pagado por nuestros pecados, estamos confiados en que podremos llegar a su Reino.

Nuestro Salvador que dio su vida por nosotros recibiendo dolor y sufrimiento, nos ha dado la Victoria sobre la maldad y el pecado y con ello nos ha dado la oportunidad de recibir la vida eterna.

Cada día recibimos gran cantidad de bendiciones de Dios que nos llenan de fortaleza y nos invitan a seguir llenándonos de su amor y de su misericordia.

Al arrepentirnos y alejarnos de una vida de pecados estamos agradando a Dios y aceptando la salvación que nos envió por medio de su hijo Jesucristo quien venció a la muerte y al pecado.

Cuando recibimos a Cristo como nuestro Único Señor y Salvador  conseguimos el derecho a ser sus hijos y somos transformados y lavados con su sangre, preparándonos para el gran día de su regreso.